Sillas de playa con ruedas

Aunque no son muy conocidas todavía, las sillas de playa con ruedas incorporadas están siendo una revolución en las costas este verano.

Su principal atractivo radica en la practicidad. Además de ofrecernos un cómodo lugar donde sentarnos durante nuestra estancia en la playa, nos ofrecen la posibilidad de transportarlas sin ningún problema de un lugar a otro.

¿Por qué nos gustan tanto estas sillas de playa?

Por si esto fuera poco, en muchos modelos, se han incorporado secciones adicionales en la silla que permiten colocar objetos y aprovechar que la transportamos para llevar también latas, toallas o la crema solar para no quemarnos en la playa.

Aprovechando que en con este tipo de sillas playeras no debemos preocuparnos por el peso, estos modelos acostumbran a ofrecer calidades notables gracias al uso de buenos materiales de gran robustez. En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber para acertar en la compra de tu silla, tumbona o taburete de playa con ruedas. ¿Nos acompañas?

Catálogo de las mejores sillas de playa que incorporan ruedas:

¿Qué debo tener en cuenta antes de comprar mi silla para la playa con ruedas?

Elegir la mejor opción es fácil si sabes por dónde empezar. A continuación te describimos todo aquello que debes saber antes de comprar tu silla, para que no pierdas tiempo con detalles que no tienen importancia y te centres en aquellos que son determinantes para ofrecerte una buena experiencia:

  • Tipo de silla. En primer lugar, será necesario elegir el tipo de silla que quieres comprar. Existen tres opciones principales: la silla, la tumbona o el taburete. Cada uno tiene sus ventajas y sus desventajas, y es algo que sólo puede decidir la persona que utilizará la silla porque sabe realmente el uso que le dará. Las sillas son las más habituales, ya que permiten sentarse de forma cómoda, y, en caso de que incorporen un asiento reclinable, fácilmente se convierten en algo parecido a una tumbona. Lo bueno de los taburetes es que acostumbran algunos modelos incorporan una pequeña bolsa o mochila en la parte inferior para guardar objetos, como latas, comida u objetos personales.
  • Robustez de la silla. La robustez de la silla es uno de los factores más importantes a tener en cuenta. Lo bueno de los modelos que incluyen ruedas es que no debemos preocuparnos en exceso por el peso de la silla, lo que nos permite optar por productos que incorporen materiales de mejor calidad. Las sillas con ruedas más fiables son las que están hechas de aluminio, ya que este material soporta muy bien el agua salada y la arena y permite dotar al cuadro de la silla de mucha robustez. Las personas con pesos superiores a 80 kg suelen optar por estos materiales, ya que son sinónimo de calidad y durabilidad.
  • Tipo de rueda. Al tratarse las ruedas de un elemento común a todos estos modelos, hemos querido incluir algún consejo que te ayudará a la hora de elegir nuestra silla. Por ejemplo, que las ruedas neumáticas con aire en el interior son más cómodas para transportar nuestra silla ya que absorben mejor los pequeños golpes que hace la rueda sobre el suelo y las pequeñas piedras del camino al rodar. Además, algunos modelos incorporan unos pequeños tacos en el perfil de rodadura, lo que permite a la rueda rodar mejor cuando está en la arena. Las ruedas macizas no acostumbran a ser tan cómodas cuando transportamos nuestra silla, aunque bien es cierto que es más difícil que se estropeen.
  • Apoyacabezas. A pesar de no ser un elemento esencial en este tipo de sillas de playa, muchas personas pueden considerar necesario contar con un reposacabezas. En ese caso, es importante fijarse en si este elemento nos ofrece la comodidad suficiente al apoyar cómodamente la cabeza. Algunos modelos ubican en esta zona el asidero para arrastrar la silla, lo que puede resultar muy molesto, ya que en esa zona podemos encontrar un agujero donde introduciríamos la mano o, aún peor, un asa de metal que nos genere cierto dolor al recostarnos.
  • Reposabrazos. De igual modo, el apoyabrazos es un elemento adicional que nos puede ofrecer cierto confort. No es un elemento indispensable pero muchas personas lo consideran útil para apoyar los brazos mientras leen o utilizan el teléfono.
  • Tamaño y comodidad del asiento. Este es otro de los elementos más importantes de la silla. La experiencia de uso de nuestra silla de playa vendrá en gran medida determinada por la calidad del asiento y de lo cómodos que nos sintamos tras estar sentados durante varias horas. Es importante fijarse en los materiales del respaldo y del asiento, asegurándonos que nos cogen correctamente toda la superficie de la espalda y que no son ni demasiado rígidas ni demasiado estrechas para nosotros. Normalmente, las sillas y tumbonas de playa más cómodas son las que tienen respaldos de fibreline o fibra de plástico, ya que amortiguan mejor y se adaptan a nuestra fisionomía. El asiento, por su parte, debe ser lo suficientemente ancho y largo para que nuestros muslos queden correctamente apoyados. Además, el ángulo que formen nuestras piernas debe ser cómodo y debemos poderlo mantener durante varias horas sin que nos genere ninguna molestia.
  • Portabilidad. En este tipo de sillas la portabilidad es un aspecto muy importante. Su forma de transportarse es similar a la de un carrito de la compra, donde arrastraríamos o empujaríamos la silla mientras caminamos. Para ello, la silla de playa dispone de dos ruedas y de un asidero para dirigirla. Para facilitar la portabilidad y el almacenaje de nuestra silla de playa de ruedas, algunos modelos son plegables, de forma que podemos reducir su tamaño una vez hemos llegado a nuestro destino o cuando ya no estamos utilizándola.
  • Otros accesorios comunes. Otros de los accesorios que solemos encontrar en este tipo de sillas son sombrillas, bolsillos o respaldo regulable. La sombrilla se basa en un pequeño techo que incorpora la silla que se sitúa justo encima de nuestra cabeza. En caso de que la silla con ruedas incorpore bolsillos, nos servirán para guardar objetos como el móvil, botellas de agua o la crema solar. Finalmente, otro de los complementos más comunes de estas sillas es el respaldo regulable. Esto nos permite colocar el respaldo en diferentes ángulos de forma que podamos tanto sentarnos como tumbarnos.

¿Cuál es la mejor silla de playa con ruedas según nuestra opinión?

Aunque siempre decimos que la mejor silla será aquella que más se adapte a las necesidades de cada cliente, son muchas las personas que nos piden que les digamos cuál es la mejor y más completa en “términos generales”.

Por este motivo, hemos querido seleccionar un modelo que según nuestra opinión es la más completa en relación calidad-precio y que más se adapta al público estándar de este tipo de silla de playa.

El resultado de nuestra evaluación de los principales modelos del mercado ha sido el siguiente:

La mejor silla de playa con ruedas según sillasdeplaya.net

Adriatic, Comfort - Tumbona de resina, color blanco, resistente, plegable, con ruedas y gancho ideal para la playa

33,94
3 Nuevo Desde 33,94€
Ver en Amazon
Amazon.es
A partir de noviembre 17, 2020 5:11 am

Características

  • Tumbona de resina en color blanco.
  • Resistente y plegable.
  • Se transforma en un cómodo remolque para que puedas llevar a la playa todo lo necesario para un día de relax.
  • Dispone de un cómodo gancho en la parte trasera para colgar la bolsa sin que se llene de arena.
  • Con 2 ruedas.

 

¿Por qué comprar una silla con ruedas de playa online?

Aunque los comercios próximos a las playas siempre disponen de alguna que otra silla, la urgencia que podemos tener de comprar una cuando ya estamos en la playa nos puede hacer comprar un modelo que no termine de ajustarse completamente a nuestras necesidades.

Por este motivo, siempre es más conveniente realizar las compras antes, de manera que tengamos el tiempo suficiente para elegir la opción que más nos convenga.

Este caso no es una excepción. Como habrás podido comprobar, la variedad de opciones es muy amplia, y siempre viene bien comparar varios modelos para poder encontrar la mejor oferta que nos dé un mejor valor por su relación calidad – precio.

Por ello, comprar por Internet es una opción perfecta, ya que podremos consultar hasta el más mínimo detalle sobre cada modelo, encontrar ofertas para un producto concreto y conocer la opinión de los clientes que han comprado antes que nosotros.

Aunque no lo parezca, conocer las opiniones de otros usuarios es de vital importancia. Nos permite ver de antemano pequeños defectos o virtudes que pueda tener el producto y que tal vez se nos pasaron por alto.